Ixtlán del Río

El vocablo Ixtlán proviene del Náhuatl y significa“ lugar de Obsidiana”, tiene una de las zonas arquelógicas más importantes del occidente de México , “Los Toriles” misma que cuenta con una de las piramides más extrañas de país, la dedicada a Ehécatl-Quetzalcóatl.

La arriería fue una de las actividades que tuvo una importante presencia en Ixtlán , ya que servía como punto de descanso para los viajeros que transitaban ent re Guadalajara y e l entonces pujante puerto de San Blas, razón por la cual se llegó a contar con decenas de mesones que daban alivio a los maltrechos viajeros del siglo XIX.

Hoy Ixtlán guarda una impresión de ser una ciudad chiquita, cuenta con una muy buena cantidad de balnearios, se puede encontrar como parte de su tradición gastronómica una suculenta birria en distintos establecimientos dispuestos por su calle principal, asi como la muy tradicional nieve de garrafa.

¿Qué hacer?

  • Visitar la zona arqueológica de “Los Toriles».
  • Tomar un refrescante baño en alguno de sus balnearios.
  • Recorrer los distintos talleres de alfarería de el “Barrio de los Indios”
  • Disfrutar una refrescante nieve de garrafa.
  • Conocer la estructura de una tumba de tiro en el parador turístico de “Los Toriles”.
  • Comprar auténticos dulces mexicanos en “la Carreta de Don Miguelito”.
  • Realizar actividades de aventura en “El Salto Negro”.
  • Visitar el portal por la tarde noche y degustar el singular “Pollo a la Picha”.

¿Qué visitar?

  • La piramide de Ehécatl-Quetzalcoatl en la zona arquelógica de “Los Toriles”.
  • El restaurante y galeria “La Casona”.
  • El cerro de “Cristo Rey” para deleitarse de una muy bonita vista de todo Ixtlán del Río.
  • La plaza principal para tomarse una foto en la “Maxiletras”.